Sobrepeso y obesidad: barrera para ser padres

Sobrepeso y obesidad: barrera para ser padres

 

El sobrepeso y la obesidad son problemas de alta incidencia, sobre todo en países desarrollados, se asocian a muchos problemas de salud, y la fertilidad es uno de ellos.

La obesidad y el sobrepeso producen alteraciones hormonales, tanto en el hombre como en la mujer, que pueden disminuir la capacidad de concepción y complicar el normal desarrollo de un embarazo.

En las mujeres puede causar Síndrome de Ovario Poliquístico, Hipotiroidismo, exceso de estrógeno y resistencia a la insulina entre otras alteraciones, que son capaces de provocar periodos menstruales anormales, anovulatorios, donde la mujer no ovula o la ovulación no es de buena calidad, incidiendo directamente en la fertilidad, lo que se traduce también en posibles problemas en el embrión. El endometrio, tejido indispensable para una correcta implantación del embrión, también se ve afectado por la obesidad, por tanto, la posibilidad de gestar disminuye, aumenta la posibilidad de aborto y de tener problemas durante el embarazo, parto o post-parto.

En el caso de los hombres, el exceso de grasa corporal puede reducir tanto la concentración de esperma como la actividad espermática.

Todo esto, hace necesario que se intenten corregir los problemas de sobrepeso y obesidad en la pareja antes de iniciar una búsqueda de embarazo, ya sea espontáneo o por reproducción asistida.

Por tanto, a la hora de buscar un hijo, la obesidad es un factor de riesgo capaz de disminuir la fertilidad. Las mujeres obesas o con sobrepeso tienen una probabilidad dos o tres veces menor de gestar de forma espontánea.

Son muchas las mujeres y parejas con problemas de sobrepeso que acuden a clínicas de reproducción asistida ante la dificultad de tener hijos. La primera indicación del profesional es perder peso, tanto para lograr el deseado embarazo, como para evitar problemas posteriores.

Si bien la obesidad puede implicar un gran obstáculo para quienes proyectan tener un hijo, es posible tener un embarazo saludable cuando se trata la enfermedad con responsabilidad y compromiso.

Una dieta equilibrada junto con la práctica regular de ejercicio físico ayuda a nuestra salud y a prevenir los problemas asociados al sobrepeso y puede ser suficiente para solucionar el problema de fertilidad.

Elisa Flaquer. Embriologa FIV Marbella.

Formulario de contacto







Mensaje *

Marque esta casilla SI DESEA recibir información comercial
.